TRADUCTOR

jueves, 29 de mayo de 2014

TESORO FUGAZ


Yo no sé bien porqué el silencio me aplasta
cuando las palabras hormiguean en mi mente
el instante llega y el candado a la lengua traba,
será que la prudencia atrofia ?

La experiencia  pesa en mi espalda
es la inercia de mi paso y la columna de mi casa
aunque en ocasiones cambia el escenario
y la locura revuelve con pasión telurica los cimientos.

Cuantas tentaciones he vivido
y de cuantas he cosechado
mis manos reconocen las texturas
de las historias que por ellas pasaron.

Otoño vivo y presente
 tiempo de renuncias impuestas
 la juventud ya dobló la esquina
aquella fugaz pátina que resaltó las bondades del cuerpo
aquel que apenas vestía cicatrices.

© Lichazul ®

26 comentarios:

albert dijo...

is a honor to read you kisses

Julito Chés dijo...

Eterno tesoro fugaz.
Melancolía de tarde otoñal en otro hemisferio.

Besos.

TriniReina dijo...

No es la prudencia. Simplemente las palabras, que son caprichosas...

Besos

Rafael dijo...

Esa etapa también la he pasado Ely.
Un abrazo en la tarde.

Xiomara B dijo...

El poema es el escenario
de la vida misma
línea a línea
entre el ensueño
y la poesía
el alma desnudas.
¡Genial ¡ Elisa

elisa lichazul dijo...

mil gracias a tóos
tengan una preciosa jornada
abrazos

Gizela dijo...

HERMOSO Elisa!!!
Un poema cargado de matices de madurez existencial.

La locura que revuelve con pasión, es de corazón sano que no tiene cicatrices y siempre será joven
Bello, muy bello POETA!!!

Besosssssss

Mª Jesús Muñoz dijo...

Habla la experiencia, mientras la juventud mira desde la esquina, dando paso al otoño con su dorada prudencia y nostalgia...Muy bello, Elisa, siempre profundo y fructífero.
Mi felicitación y mi abrazo grande,poeta y amiga.
M.Jesús

Manuel López Paz dijo...

Prefiero mi inicio de otoño de la vida...Aunque quizás prefiera llamarlo verano prolongado...

Besote guapa. Me ha gustado mucho.

Carmen Silza dijo...

De esa trayectoria no se libra nadie Elisa...pobre del que no doble esa esquina.
Me ha encantado la forma de decir en este poema.
Besos y felices sueños.

Rafa Hernández dijo...

Me parece que ya hace tiempo, que muchos son los que hemos doblado la esquina de la juventud, pero con los años nos hacemos más listos, astutos e interesantes: ya sabes; " cuanto más viejo más pellejo". Que bonito lo haces Elisa.

Besos.

Mirella S. dijo...

Todo es tan fugaz, que el otoño, esa maravillosa estación de la vida, hay que disfrutarla plenamente...
Se ha madurado el fruto y se pueden ver las cosas desde una mayor serenidad y comprensión.
Hermosos versos, Elisa.
Un abrazo.

El collar de Hampstead dijo...

Pasa el tiempo y va mordiéndonos la melancolía.
Y otoño la acompaña de maravilla,verdad?

Inquietante la imagen.

Besitos

elisa lichazul dijo...

muchas gracias a cada uno por sus lecturas y huellas
abrazos energéticos

José Manuel dijo...

Una primavera madura hace del otoño solo algo circunstancial en el camino de la vida.

Feliz día
Besos

elisa lichazul dijo...

gracias JOSE
besitos y felicidades

PEPE LASALA dijo...

Aunque se doble esa esquina, nunca hay que perder la calle de la juventud, siempre hay que pasear por ella, pues se lleva en el espíritu. Muy bien escrito Elisa. Un abrazo y buen fin de semana.

América dijo...

Precioso Elisa.
Un tono distinto y cada día mas profunda;en tu mejor momento.
Un abrazo guapisima

Sergio Rioja dijo...

Precioso
que la locura persiga resquebrajando tus salones

Mavi en blanco dijo...

En tu vida falta mucho para ese otoño
estas muy VIVA Elisa guapa!!
besitos
Mavi

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus opiniones
tengan un fin de semana estupendo
abrazos

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Es la prudencia que se adhiere a nuestra piel cuando ya huele a otoño.
"Juventud, divino tesoro..." que decía el sabio poeta Machado.

Abrazos Elisa. Feliz semana.

Verónica Calvo dijo...

Gran poema.

Leído y releído.

Besos, que tengas una buena semana

Fanny Sinrima dijo...

Fanny Sinrima29/5/2014


Creo que una excesiva prudencia, ahoga los sentimientos y las palabras con las que se expresan. Hay que ser audaces en cualquier estación vital en que nos encontremos.

Me gustó, Elisa. Un placer leerte.
Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

SE aja el cuerpo...otoño de la vida...pero la vida sigue ahí, para recordarnos lo vivido y lo que viene, como una experiencia nunca pedida. Un abrazo. Carlos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Solo hay que dejar pasar el tiempo para que vuelva la primavera.
Besos.

Etiquetas

Mi lista de blogs