TRADUCTOR

martes, 6 de mayo de 2014

XI

                           para ELSA

Dime cariño en donde perdiste el punto
cuando fue que la hebra dejó de serlo
para hacerse maraña inconexa

olvidos de días, lagunas tenebrosas,
los huesos encorvados de la rutina
te lastiman sin piedad

una tenue luz te guía  ella es la esperanza,
alcanza  tu mano la estampa
de aquel que su sangre derramó















el cansancio conquista tus ojos
hora a hora la llanura de tu horizonte
se enciende en recuerdos velados

recuerdos cada vez más entremezclados
que no sé bien como interpretarlos
pocos saben a lo que te refieres

me voy haciendo eco de tus pisadas
cada vez más silentes.

© Lichazul ®

6 comentarios:

Maritza dijo...

Una dedicación profunda,dolororsa, intensa, respetuosa y suave para Elsa, que sin duda alguna está envuelta en esas sombras (tan comunes hoy en día) que hacen velar todos los recuerdos del ayer...

Abrazo inmenso,Ely.
Otro escrito precioso y muy valioso.

Mavi en blanco dijo...

Pero que "adivina" eres, como sabes reflejar el sentimiento del alma Elisa.
besos mil
Mavi

Mª Jesús Muñoz dijo...

Me encanta esa solidaridad, esa empatía, que te lleva a profundizar en el alma del otro, que está en penumbra y no sabe avanzar...Mi felicitación y mi abrazo, compañera y amiga.
M.Jesús

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por empatizar con el texto
abrazos grandes a cada una

Rafael dijo...

Es cierto y seguro que encontrar ese punto sería una tarea muy costosa, porque el cansancio está ahí, en el alma.
Un abrazo.

Gualberto Cruzado Leyva dijo...

Si no palparamos las lágrimas en mejillas ajenas, entonces nuestros ojos no las imitaran contagiados de dolor o alegría.

Etiquetas

Mi lista de blogs