TRADUCTOR

martes, 24 de junio de 2014

XXII

Me perdí , estoy a la deriva
como una huella en el aire
como una sombra itinerante
mi paisaje tuerce horizontes
el alma es un eco insomne.




Oquedad asoma por los ojos
tragando todo  hacia el silencio
como en una bocanada de infinitos
como en una espiral atropellada
el alma vaga donde los nombres se ausentan.





El subsuelo de mi hondonada respira
en la vigilia de un tiempo abortado
como una herida del atrofiado poema
como una secuela empañada de letargos
el alma suspendida queda en las hebras del canto.


© Lichazul ®

22 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Poema que trae en sus versos una pena infinita. Es la voz del lamento de un alma espinada, tristeza hasta los huesos, un eco al dolor.
Tú sí que golpeas (metafóricamente hablando) conmueves hasta las rocas y mucho más a este humano corazón.
¡Saludos!

TriniReina dijo...

El alma suspendida en el abandono.
El dolor de la dicha rota y, de repente, sin remedio.
A la deriva y sobreviviendo.

Me encanta
Besos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Entre las hebras del canto, te vas quedando,mientras vas rumiando ese momento en que el alma vaga sin rumbo en busca de la luz, que intuye...Mi felicitación y mi abrazo por tu inspiración fructífera y gratificante, Elisa.
M.Jesús

Rodar y Volar Carmen Silza dijo...

Es el continuo lamento de un alma cuando no encuentra esa luz.
Muy bien enhebrados esos hilos, ese canto...
Un abrazo amiga Elisa.
Felicidades por tu buen hacer.
¡Feliz día!...
Carmen Silza

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Tenue, como el ala de una mariposa.
Besos.

Rafael dijo...

Espero que tu protagonista recupere el sentido de la orientación y que sus ojos se abran nuevamente a la luz y a la vida.
Un abrazo y feliz día.

Aniquiladora dijo...

El alma en solitario, a la deriva, sin rumbo proyectado.
A veces pasa que nos perdemos. A veces es necesario.

Besos

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus lecturas e interpretaciones
abrazos energéticos
:D

Darío dijo...

Andar a tientas, pero siempre está el poema como hilo de Ariadna. Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

mil gracias querido Darío, diste con la clave, abrazos colorinches
:D

El collar de Hampstead dijo...

Se encuentra esa alma en su poema.
Crepuscularmente bello.

Besitos

Rafa Hernández dijo...

Seguro que cuando pase el invierno, tu protagonista hasta resquebraja los suspiros. Si está triste es porque no le gusta el fútbol, jajaja ya que la Selección Chilena nos mandó a nosotros para casa.

Besos Elisa.

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Son profundos tus sentimientos. Me gustan mucho las letras sentidas...

Un beso grande.

Manuel López Paz dijo...

A veces, queremos perdernos nosotros mismos...Para reencontrarnos...

Besote guapa

María Socorro Luis dijo...


Prefiero tus poemas enamorados; su ritmo mas alegre y ligero.

Besos, incansable poeta.

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus lecturas y opiniones
abrazos

Xiomara B dijo...

Una vereda a el alma
donde se bajan las escaleras
para observar las memorias de viejas heridas
donde los versos son la antorcha
que a el silencio alumbra .
Me ha encantado a pesar
de su aire de melancolía .
Mi cariño Elisa.

albert dijo...

is an honor to read you kisses

Juans dijo...

Me suspendí realmente en la "música" de este poema.

Gracias por pasar mi blog y hermosa tu poesía

José Manuel dijo...

Quizás en esa deriva solo anda buscandose a sí mismo.

Feliz día
Besos

Verónica Calvo dijo...

Uno se pierde, pero el alma queda a la espera.

Precioso poema, Elisa, releído con calma y gusto.

Besos

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por sus huellas, buena jornada tengan, abrazos

Etiquetas

Mi lista de blogs